Presupuesto con perspectiva de género

Presupuestos con enfoque de género

Según la definición ampliamente utilizada del Consejo de Europa,[1] la presupuestación con perspectiva de género es una aplicación de la integración de la perspectiva de género en el proceso presupuestario. Implica realizar una evaluación de los presupuestos basada en el género, incorporar una perspectiva de género en todos los niveles del proceso presupuestario y reestructurar los ingresos y los gastos para promover la igualdad de género. En resumen, la presupuestación con perspectiva de género es una estrategia y un proceso con el objetivo a largo plazo de alcanzar los objetivos de igualdad de género.

Las prácticas y metodologías para introducir y mantener la presupuestación con perspectiva de género en Europa[3] en los últimos años demuestran su doble objetivo: incluir las realidades vividas por las mujeres y los hombres en los presupuestos, y hacer visibles las desigualdades existentes en la presupuestación. En la práctica, la presupuestación con perspectiva de género consiste en revelar las diferentes repercusiones de las decisiones sobre gastos e ingresos en las mujeres y los hombres, que difieren en función de sus etapas vitales y sus circunstancias económicas y sociales. Al mismo tiempo, significa revisar las decisiones de las finanzas públicas para garantizar que contribuyen al avance de la igualdad de género, en lugar de reforzar las desigualdades existentes.

Presupuestos con perspectiva de género

Las desventajas estructurales y el desaprovechamiento del talento femenino han sido diagnosticados para todos los Estados de la Comunidad Europea por varios estudios de la Comisión Europea. Las mujeres siguen enfrentándose al llamado techo de cristal, que les impide acceder a altos cargos. Este fenómeno suele describirse también como una “tubería agujereada”, ya que a cada paso en la carrera científica la proporción de mujeres disminuye drásticamente. Aunque hoy en día las mujeres constituyen la mitad de los estudiantes, o a veces incluso más, no tienen una voz fuerte en los procesos de toma de decisiones ni en el desarrollo de los planes de estudio. Esto se aplica a países con antecedentes históricos muy diferentes o en casos con un número comparativamente alto de mujeres altamente cualificadas. Además, mientras que la proporción de investigadores sobre el total de la mano de obra ha ido aumentando, las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a condiciones de trabajo y salarios son cada vez mayores. Las científicas suelen trabajar en condiciones mucho más precarias que los hombres. La proporción de empleos temporales en las organizaciones científicas tiene un claro efecto sobre la proporción de mujeres que trabajan en ellas: cuantos más empleos temporales hay en las instituciones, mayor es la proporción de mujeres.

  Lenguaje con perspectiva de género

Integración de la perspectiva de género

La presupuestación con perspectiva de género significa elaborar presupuestos o analizarlos desde una perspectiva de género. También denominada presupuestación sensible al género, esta práctica no implica dividir los presupuestos para las mujeres. Su objetivo es abordar las cuestiones de desigualdad presupuestaria de género, incluidas las jerarquías de género y las discrepancias entre los salarios de mujeres y hombres[1]. En esencia, la presupuestación con perspectiva de género es una política feminista cuyo objetivo principal es reorientar la asignación de los recursos públicos, abogar por un papel decisorio avanzado de las mujeres en cuestiones importantes y garantizar la equidad en la distribución de los recursos entre hombres y mujeres. La presupuestación con perspectiva de género permite a los gobiernos promover la igualdad a través de las políticas fiscales mediante el análisis de las diferentes repercusiones de un presupuesto en los sexos, así como el establecimiento de objetivos o metas de igualdad y la asignación de fondos para apoyar esos objetivos[2]. Esta práctica no siempre tiene como objetivo la discriminación intencionada, sino que obliga a tomar conciencia de los efectos de los planes financieros en todos los géneros[3].

  Proyectos de intervenciãƒâ³n social desde una perspectiva de género

Presupuesto con perspectiva de género 2021

” Este vídeo animado explica la presupuestación con perspectiva de género y cómo se utiliza para integrar la perspectiva de género en la planificación y presupuestación de la gobernanza. El vídeo se ha producido en el marco del Proyecto Regional de ONU Mujeres ‘Promoción de políticas sensibles al género en Europa Sudoriental y la República de Moldova, Fase II’ (2013 -2016).”

Se trata de una introducción al concepto de presupuestación con perspectiva de género como gran herramienta para lograr la igualdad de género contemplando los presupuestos desde una óptica de género y creando sociedades en las que hombres y mujeres puedan tener las mismas oportunidades teniendo en cuenta sus diferentes necesidades.

  Para que sirve la perspectiva de género

Este vídeo es una buena introducción de la forma en que un marco sensible al género puede cambiar fundamentalmente el enfoque de un economista o de un responsable político, e influir así en la distribución de los recursos públicos.

Este vídeo explica qué describe el término “economía feminista” y entra en detalle en cómo las economistas feministas utilizan la metodología de forma diferente, por qué abogan por la diversidad en la investigación y cómo estudiar las condiciones previas para el funcionamiento de nuestras economías. Además, destaca el vínculo entre la economía feminista y el estudio del cambio climático.