Medidas para conseguir la igualdad de género

5 formas de fomentar la igualdad de género

Trabajamos en colaboración con las empresas, proporcionándoles asesoramiento, herramientas prácticas y formación para ayudarles a mejorar sus resultados en materia de igualdad de género. Nuestro personal es especialista en igualdad de género en el lugar de trabajo y ofrece asesoramiento específico para cada sector.

También trabajamos con las empresas para ayudarles a cumplir los requisitos de información establecidos en la Ley de Igualdad de Género en el Lugar de Trabajo de 2012. Este marco de información pretende fomentar medidas que mejoren los resultados en materia de igualdad de género y se ha diseñado para minimizar la carga normativa de las empresas.

Nos comprometemos a promover y contribuir a la comprensión, la aceptación y el debate público de las cuestiones de igualdad de género en el lugar de trabajo. Trabajamos en colaboración con empresarios, asociaciones empresariales, industriales y profesionales, académicos e investigadores, redes de igualdad de oportunidades y grupos de mujeres, e intervenimos regularmente en actos públicos y privados sobre cuestiones de género en el lugar de trabajo.

Los nuevos instrumentos son el Instrumento de Igualdad de Género en el Lugar de Trabajo (Normas de Igualdad de Género) de 2023 y el Instrumento de Igualdad de Género en el Lugar de Trabajo (Cuestiones relativas a los Indicadores de Igualdad de Género) de 2023.

Cómo lograr la igualdad de género de forma inteligente

En 2017, un estudio realizado por el Foro Económico Mundial (FEM) reveló que las mujeres solo tienen el 68% de los derechos, oportunidades y acceso a los recursos de los que disfrutan los hombres del mundo. Esas diferencias y la velocidad a la que se avanza en su reducción, varían de un país a otro. Pero según los investigadores del FEM, al ritmo actual tardaremos 100 años en erradicar las disparidades de género.

  Ventajas de la igualdad de genero

Es desalentador, pero la buena noticia es que el mundo es cada vez más consciente de la necesidad de luchar contra la desigualdad de género, que en muchos lugares está relacionada con otros tipos de discriminación como el racismo, la xenofobia y la homofobia. Los beneficios de la igualdad de derechos son cada vez más evidentes. Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo demostró que si, para 2025, la brecha mundial de género en el mercado laboral se redujera en un 25%, uno de los resultados sería un aumento de 204 millones de la mano de obra, lo que representaría 5,8 billones de dólares en el PIB mundial.

Eliminar la brecha salarial también podría beneficiar a la economía mundial de muchas otras maneras. Un estudio publicado en 2017 por el Institute for Women’s Policy Research mostró que equiparar los ingresos de todas las trabajadoras estadounidenses a los de los hombres en puestos equivalentes impulsaría el PIB de ese país en un 2,8%.

5 formas de fomentar la igualdad

Es una verdad universal que todos los seres humanos son iguales, con derecho a vivir libres de abusos, a ganar el mismo salario por el mismo trabajo y a tener las mismas oportunidades de mejorar sus perspectivas económicas mediante la educación y el acceso al capital.

En nuestra opinión, la igualdad de género es la clave para un mundo más justo y equilibrado, y la educación es una de las herramientas para conseguirlo. Por eso, al menos la mitad de todos los niños de los proyectos 60 millones de fondos para niñas deben ser niñas.

El camino hacia la igualdad de género es complejo y multidimensional y requiere cambios concretos en las leyes, las normativas y las políticas. Pero el cambio más profundo y significativo sólo llegará a través de las mentalidades y las normas sociales. Si no se abandona el “modo en que siempre se han hecho las cosas” y se adopta un nuevo marco que reconozca a las mujeres y a los hombres como actores iguales, el cambio y la igualdad serán difíciles de conseguir.

  Igualdad de genero en la ciencia

En este blog examinaremos ocho pasos fundamentales para lograr la igualdad de género en todo el mundo. Muchas de estas cuestiones están interrelacionadas y en algunas se han registrado avances significativos a lo largo de los años. El éxito -definido como igualdad de género real y duradera- exigirá cambios en las prerrogativas sociales que hicieron posibles estas desigualdades en primer lugar.

Cómo promover la igualdad de género en el lugar de trabajo

La desigualdad de género y la crisis climática son dos de los retos más urgentes de la actualidad. A medida que comprendemos mejor y establecemos las conexiones críticas entre género, equidad social y cambio climático, es hora de que pasemos a la acción en busca de soluciones.

En Guinea, las mujeres rurales forman cooperativas en las que sus miembros aprenden a plantar un árbol rico en vitaminas llamado Moringa y a limpiar, secar y vender sus hojas. Utilizada como medicina o suplemento dietético por sociedades de todo el mundo, la Moringa también favorece la biodiversidad y previene la erosión del suelo. Foto: ONU Mujeres/Joe Saade

Desde el aumento de la representación de las mujeres en el liderazgo y la toma de decisiones hasta la redistribución del trabajo de cuidados y los recursos productivos, el progreso hacia un futuro sostenible y con igualdad de género comienza con la adopción de medidas hoy mismo.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, únete a nosotros para pedir reformas políticas y sociales que sitúen la igualdad de género y la sostenibilidad en el centro del progreso, empezando por estas cinco formas clave de impulsar el cambio.

  Datos de la igualdad de genero

En las últimas décadas, el 55% de la mejora de la seguridad alimentaria en los países en desarrollo ha sido impulsada por programas que promueven la autonomía de la mujer. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación calcula que si las mujeres agricultoras tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos, el rendimiento de sus explotaciones aumentaría entre un 20% y un 30%. Esto podría proporcionar alimentos suficientes para evitar que entre 100 y 150 millones de personas pasaran hambre, reduciendo el hambre en el mundo entre un 12% y un 17%.