Protocolo actuaciãƒâ³n policial violencia de género

Ciencias Humanas y de la Salud

La biblioteca Respuesta policial a la violencia contra las mujeres de la IACP incluye herramientas, recursos y políticas para ayudar a las fuerzas del orden a responder eficazmente a la trata de seres humanos, la agresión sexual, la violencia doméstica y sexual por parte de agentes de policía, el acecho, el estrangulamiento, la violencia doméstica y otros delitos de violencia en la pareja.

Este currículo de formación sirve como recurso para ayudar a los instructores a crear y facilitar formaciones sobre la realización de investigaciones de agresiones sexuales informadas sobre el trauma. El currículo de formación está diseñado para que la duración de la formación pueda adaptarse a las diferentes necesidades de formación. Proporciona orientación sobre el contenido pertinente de la formación, actividades sugeridas, estrategias de facilitación y temas de conversación para el instructor.

Estas herramientas sirven para ayudar a los supervisores a garantizar que los informes recojan detalles significativos y exhaustivos y la totalidad de los delitos ocurridos. Las listas de comprobación también pueden ser utilizadas por los primeros intervinientes como herramienta de formación para resaltar los detalles necesarios en un informe exhaustivo, y como recurso para los primeros intervinientes a medida que completan los informes, entrevistan a las víctimas y reflexionan sobre si la información pertinente se ha documentado eficazmente.

Mi pluma es el ala de un pájaro: Nueva narrativa de mujeres afganas

Esta publicación está sujeta a la licencia Open Government Licence v3.0, salvo que se indique lo contrario. Para consultar esta licencia, visite nationalarchives.gov.uk/doc/open-government-licence/version/3 o escriba al Information Policy Team, The National Archives, Kew, Londres TW9 4DU, o envíe un correo electrónico a: psi@nationalarchives.gov.uk.

  Todo este tiempo genero

Los delitos relacionados con el maltrato doméstico representan 1 de cada 6 (el 15 por ciento) de todos los delitos registrados por la policía en Inglaterra y Gales, y más de un tercio (el 35 por ciento) de todos los delitos registrados de violencia contra las personas[nota 1] Cada año, más de 100.000 personas[nota 2] en el Reino Unido son evaluadas como en riesgo alto e inminente de ser asesinadas o gravemente heridas como consecuencia del maltrato doméstico. Las mujeres tienen muchas más probabilidades que los hombres de ser víctimas de maltrato doméstico grave o de alto riesgo. En Inglaterra y Gales, siete mujeres al mes son asesinadas por su pareja actual o anterior. Se calcula que más de un millón de mujeres sufren malos tratos domésticos cada año[nota 3] Estas cifras incluyen violencia, agresión sexual y acoso por parte de familiares y parejas actuales o anteriores.

Mujeres que resisten al cambio climático en el Sur Global

Maltrato físico: Golpear, abofetear, empujar, agarrar, pellizcar, morder, tirar del pelo, etc. son tipos de maltrato físico. Este tipo de maltrato también incluye negar a la pareja atención médica u obligarla a consumir alcohol y/o drogas.

Abuso sexual: Coaccionar o intentar coaccionar cualquier contacto o comportamiento sexual sin consentimiento. El abuso sexual incluye, entre otros, la violación conyugal, los ataques a partes sexuales del cuerpo, forzar las relaciones sexuales después de que se haya producido violencia física o tratar a una persona de manera sexualmente degradante.

  Palabras que no tienen genero

Abuso emocional: Socavar el sentido de autoestima de una persona es abusivo. Esto puede incluir, entre otras cosas, la crítica constante, la disminución de las capacidades de la persona, los insultos o el deterioro de la relación con los hijos.

Maltrato psicológico: Los elementos del maltrato psicológico incluyen, entre otros, causar miedo mediante la intimidación; amenazar con daños físicos a uno mismo, a la pareja, a los hijos o a la familia o amigos de la pareja; destruir animales domésticos y propiedades; y forzar el aislamiento de la familia, los amigos o la escuela y/o el trabajo.

Estalla la violencia en el servicio de las Mujeres del Muro en el Muro de las Lamentaciones

La violencia doméstica es uno de los delitos más comunes a los que responden los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley; sin embargo, a menudo se malinterpreta. Al comprender qué es la violencia doméstica, cuáles son las mejores prácticas a la hora de responder y qué recursos existen para apoyar su trabajo, los funcionarios y departamentos encargados de hacer cumplir la ley pueden desarrollar las habilidades, la capacidad y la comodidad para abordar estos delitos y a las personas involucradas con experiencia y cuidado. Este artículo ayudará a proporcionar los elementos esenciales que los agentes deben conocer sobre la violencia doméstica y la importancia de contar con una política departamental en la materia. Los agentes que comprendan bien estos aspectos esenciales estarán en mejores condiciones de responder de manera solícita a las víctimas de sus comunidades que más lo necesitan.

  Palanca de 1 genero

La violencia doméstica es un comportamiento abusivo en cualquier relación, según lo define la ley, que se utiliza para obtener o mantener el poder y el control sobre una pareja íntima actual o anterior o sobre un miembro de la familia o del hogar.1 La violencia doméstica puede incluir acciones o amenazas de acciones físicas, sexuales, emocionales, económicas y psicológicas. Los agresores también pueden cometer amenazas verbales, actos de intimidación, daños a la propiedad, maltrato animal, maltrato de ancianos y niños, estrangulamiento y acoso. El trauma y el daño causados por la violencia doméstica pueden ser complejos.