Complemento para reducir la brecha de género

Diferencias de riqueza entre hombres y mujeres

Aumentar la participación de la mujer en la población activa puede impulsar el crecimiento más de lo que se pensaba (foto: Ahrens/Steinbach Projekte/fotogloria/Newscom)

A pesar de algunos avances, las diferencias en la participación laboral entre hombres y mujeres siguen siendo grandes. Por poner sólo un ejemplo, ninguna economía avanzada o de renta media ha reducido la brecha de género por debajo de 7 puntos porcentuales.

Nuestro análisis parte de la observación -respaldada por considerables pruebas microeconómicas- de que las mujeres y los hombres aportan diferentes capacidades y perspectivas al lugar de trabajo, incluidas diferentes actitudes ante el riesgo y la colaboración. Los estudios también han demostrado que los resultados financieros de las empresas mejoran con consejos de administración más igualitarios entre hombres y mujeres.

En el análisis estándar de los libros de texto, la población activa es la suma de los efectivos de trabajadores y trabajadoras. Dado que la sustitución de un hombre por una mujer en esta suma no afecta a la mano de obra, no hay beneficios de la diversidad de género: se supone que los hombres y las mujeres son perfectamente sustituibles.

Brecha de género en el empleo

– Vistos la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la misma, en particular los objetivos 1, 5, 8 y 10 y sus respectivas metas e indicadores,

– Vistas la Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación(2) y la Directiva (UE) 2019/1158 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, relativa a la conciliación de la vida familiar y profesional de padres y cuidadores y por la que se deroga la Directiva 2010/18/UE del Consejo(3),

  Que es brecha de género

– Vista su Resolución, de 24 de mayo de 2012, con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre la aplicación del principio de igualdad de retribución entre trabajadores y trabajadoras para un mismo trabajo o para un trabajo de igual valor(5),

A. Considerando que la igualdad de género es uno de los principios comunes y fundamentales de la Unión Europea, consagrado en los artículos 2 y 3, apartado 3, del TUE, en el artículo 8 del TFUE y en el artículo 23 de la Carta de los Derechos Fundamentales; que el artículo 157 del TFUE establece expresamente que los Estados miembros deben garantizar la aplicación del principio de igualdad de retribución entre trabajadores y trabajadoras para un mismo trabajo o para un trabajo de igual valor; que la independencia económica es un requisito previo esencial para la autorrealización de las mujeres y los hombres, y que garantizar la igualdad de acceso a los recursos financieros es fundamental para el proceso de consecución de la igualdad de género;

Igualdad de género

ResumenEn este artículo analizamos la literatura teórica que investiga el papel de la desigualdad de género en el desarrollo económico. La gran mayoría de las teorías examinadas sostienen que la desigualdad de género es un obstáculo para el desarrollo, sobre todo a largo plazo. Entre los muchos mecanismos plausibles a través de los cuales la desigualdad entre hombres y mujeres afecta a la economía agregada, la literatura hace especial hincapié en el papel de las mujeres en las decisiones sobre fertilidad y en las inversiones en capital humano. Sin embargo, creemos que el conjunto de teorías podría ampliarse en varias direcciones.

  Que es el genero ecchi

Rev Econ Household 19, 581-614 (2021). https://doi.org/10.1007/s11150-020-09535-6Download citationComparte este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Desigualdad entre hombre y mujer

ResumenLa paradoja género-igualdad-personalidad (GEPP) es la constatación de que las diferencias de género en la personalidad son mayores en los países con mayor igualdad entre hombres y mujeres. Los estudios previos conocidos no han examinado esta relación a lo largo del tiempo. Examinar esta relación es crucial para nuestra comprensión de las diferencias de género y el desarrollo de la personalidad. En el presente estudio, contrastamos las perspectivas evolutivas que predicen una divergencia de género en la personalidad debido a la progresión en la igualdad de género frente a las perspectivas biosociales que predicen una convergencia. Utilizando datos de las ocho rondas de la Encuesta Social Europea (n = 235.339) en 32 países europeos, se obtienen tres conclusiones. En primer lugar, de acuerdo con la perspectiva evolutiva, la igualdad de género a nivel nacional está positivamente asociada con las diferencias de género en los valores humanos básicos. En segundo lugar, de acuerdo con la perspectiva biosocial, encontramos pruebas que apoyan la convergencia de género en los valores humanos básicos. En tercer lugar, contradiciendo tanto los supuestos evolutivos como los biosociales, no encontramos pruebas de que la igualdad de género cause diferencias de género en los valores. Sostenemos que es necesario explorar explicaciones alternativas a la asociación transversal observada entre la igualdad de género y las diferencias de personalidad, así como la convergencia de género en la personalidad a lo largo del tiempo.

  Discriminacion de genero en el deporte