Generaciones de adhesivos dentales

Tipos de adhesivos dentales

En las dos últimas décadas, la evolución de las técnicas adhesivas ha transformado el ámbito de la práctica odontológica. Hoy en día, la mayoría de las restauraciones directas e indirectas se adhieren a las estructuras dentales naturales en lugar de cementarse o retenerse mecánicamente. La investigación exhaustiva y el desarrollo de productos han mejorado constantemente el arsenal de adhesivos a disposición del odontólogo, ampliando sus aplicaciones y su gama. Los intereses y demandas de los pacientes reflejan un nuevo interés por el aspecto y la salud bucal, que suele asociarse a los procedimientos adhesivos.

La amplia demanda y uso de adhesivos dentales ha impulsado un desarrollo intensivo de adhesivos dentales mejores y más fáciles de usar en rápida sucesión; los dentistas se han visto literalmente inundados con sucesivas “generaciones” de materiales adhesivos. Aunque el término generación carece de base científica en el ámbito de los adhesivos dentales y es en gran medida arbitrario, ha servido para organizar la miríada de materiales en categorías más comprensibles.

Revisión de la clasificación de los sistemas adhesivos dentales desde la generación iv hasta el tipo universal

Los últimos avances en adhesión dental se basan en la simplificación y la reducción del tiempo de aplicación. Los años 90 y principios de los 2000 estuvieron marcados por un fuerte deseo, tanto por parte de los clínicos como de los fabricantes, de desarrollar sistemas adhesivos simplificados. Los deseos de una mayor simplificación llevaron al desarrollo de la quinta generación como “adhesivos de un solo frasco”. Su manejo más sencillo garantizó el éxito de comercialización, sin embargo, los estudios confirmaron repetidamente que los adhesivos convencionales de tres pasos de grabado y aclarado siguen teniendo un rendimiento más favorable y son más fiables a largo plazo. Cuando la imprimación se mezcla con el adhesivo (grabado y aclarado en dos pasos), el adhesivo se vuelve más permeable y absorbe agua con el tiempo. Esta permeabilidad puede provocar una degradación acelerada de las uniones resina-dentina. El grabado de la dentina con ácido fosfórico siempre tiene un problema central: la red de colágeno expuesta tras el grabado con ácido fosfórico debe ser penetrada por monómeros hidrófilos y, por tanto, las fibrillas no deben colapsarse; de lo contrario, la penetración es insuficiente. El principal inconveniente de esta técnica es el importante retraso entre el momento en que se forman las microporosidades por el grabado ácido y el momento en que la resina monomérica se infiltra en estos huecos. En este lapso de tiempo, deben crearse y mantenerse las condiciones necesarias para rellenar los huecos grabados por difusión.

  Kindle paperwhite diferencias generaciones

Generación de enlaces

La adhesión en odontología ha supuesto mejoras considerables en los procedimientos clínicos restauradores. Hoy en día, la odontología restauradora moderna se basa en preservar la estructura dental realizando preparaciones con diseños conservadores basados en la eficacia de los materiales adhesivos, pero no hace tanto tiempo las cavidades que se realizaban debían tener formas retentivas para potenciar las ventajas y restringir los inconvenientes de los materiales restauradores. La era de las grandes cavidades ha quedado definitivamente atrás.

  Generaciones sociales y sus caracteristicas

La odontología adhesiva es un avance crucial en el sector dental, sin embargo, sus resultados son muy sensibles a la técnica, si cometemos errores a lo largo del proceso estos se traducirán en filtraciones marginales, caries recidivantes o sensibilidad postoperatoria, y en muchos casos, pueden provocar el fracaso de la restauración.

En este blog haremos un repaso de los sistemas adhesivos a lo largo del tiempo. Te invitamos a que nos acompañes en este recorrido por su evolución histórica en el que veremos cómo ha cambiado su presentación comercial, el número de pasos clínicos a utilizar, su eficacia y facilidad de uso. ¿Nos acompaña?

Agentes adhesivos de 4ª generación

El objetivo último de una restauración adhesiva es conseguir una adaptación íntima del material restaurador con el sustrato dental. Esta tarea es difícil de conseguir, ya que el proceso de adhesión del esmalte es diferente al de la dentina. Es decir, la dentina es mucho más húmeda y orgánica que el esmalte. Esta naturaleza húmeda y orgánica de la dentina dificulta enormemente la adhesión. El objetivo de este trabajo es repasar los principales conceptos relativos a los distintos sistemas adhesivos.

La adhesión es el procedimiento de formación de una unión adhesiva. El sustrato inicial se denomina adherente y el material que produce la interfase se denomina adhesivo [1]. Las funciones de los adhesivos dentales son promover la conservación de la estructura dental y permitir una odontología mínimamente invasiva, reforzar la dentina o el esmalte debilitados, reducir las manchas marginales, reducir las microfugas y también pueden reducir la sensibilidad postoperatoria cuando se utilizan adecuadamente [1] El sistema adhesivo debe ser no tóxico, proporcionar una fuerza de adhesión adecuada, resistir el desgaste, la sorción de agua, proporcionar suficiente capacidad de humectación y estabilidad del color [2]. El objetivo final de una restauración cementada es conseguir una adaptación íntima del material restaurador con el sustrato dental. Esta tarea es difícil de conseguir, ya que el proceso de adhesión del esmalte es diferente al de la dentina. Es decir, la dentina es mucho más húmeda y tiene más contenido orgánico que el esmalte. Esta naturaleza húmeda y orgánica de la dentina dificulta enormemente la adhesión [3]. El objetivo de este artículo es repasar los principales conceptos relativos a los distintos sistemas adhesivos.

  Saber es poder generaciones