42 generaciones de jesãƒâºs

14 generaciones después de jesús

El concepto de la Generación 42 está tomado inicialmente del capítulo 1 de Mateo, la genealogía de Jesucristo. Si eres como yo, probablemente hayas hojeado esa genealogía para llegar a lo bueno, como el nacimiento de Jesús.

Jesús, hijo de María, nacido en Belén, era completamente humano. Pasó por el mismo proceso de crecimiento que todos nosotros: aprender, hacer amigos, rasparse la rodilla e iniciarse como hombre en la cultura judía. Tuvo las mismas tentaciones que nosotros y básicamente vivió una “vida normal”.

Ahora, la parte misteriosa-Jesús también era completamente Dios. Introducido por el Espíritu Santo y la voz del Padre desde el cielo, su bautismo dio el pistoletazo de salida a su ministerio. Su resurrección de entre los muertos, derrotando al pecado, confirmó su condición de Mesías.

Así pues, Jesús, 100% humano, es también Cristo, 100% Dios. y hombre. Al mismo tiempo. Ese era su destino, ese era el plan, que asumiera su autoridad como Hijo de Dios y trajera a la Tierra un Mensaje de amor y redención. Igual. que. ustedes.

Por lo tanto, nosotros también podemos ser la Generación 42. La generación que acepta nuestra herencia. La generación que acepta nuestra filiación como “coherederos” para traer redención a las vidas rotas, luz a los lugares oscuros y vida a las cosas muertas.

Cuantas generaciones desde abraham hasta jesus

La redacción de Mateo 1:17 ha hecho que algunos sugieran que el nombre de David está incluido tanto en la primera como en la segunda agrupación de generaciones. Fíjese, “Así que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones, desde David hasta el cautiverio en Babilonia son catorce generaciones…” El escritor no expresa su intención de revelar 42 generaciones desde Abraham hasta Jesús, sino más bien tres segmentos de la historia judía, cada uno compuesto de 14 generaciones. Es plausible que el hecho de que el nombre de David se mencione dos veces (v 17) indique su inclusión tanto en la primera como en la segunda agrupación. Si es así, entonces el primero comienza con Abraham y termina con David, 14 generaciones; el segundo comienza con David y termina con Josías, 14 generaciones; y el tercero comienza con Jeconías y termina con Jesús, 14 generaciones.

  Derechos humanos clasificados por generaciones

En la lista de los antepasados de Jesús falta un nombre. Queda excluido de la lista Joaquín (también conocido como Eliaquim), que era hijo de Josías y padre de Jeconías (1 Crónicas 3:15-16). La razón de su exclusión puede ser que era un rey títere, al que el faraón de Egipto le dio su gobierno. La primera fase del cautiverio de Judá por Babilonia comenzó al final del reinado de Joaquín, antes de que su hijo Jeconías llegara al poder. Así, las 3 agrupaciones de 14 generaciones incluirían: 1. Abraham a David; 2. Salomón a Joaquín (no se le menciona, pero estuvo entre los primeros en ser llevados a Babilonia); 3. Jeconías a Jesús.

77 generaciones de adán a jesús

Dios es más grande que “todo”, lo que incluye el Sol y todas las galaxias. Más asombroso que la inmensidad del universo es el gran amor de Dios por la humanidad. El ser humano no es más que una mota de polvo a la deriva en medio de este vasto universo. Dios, que es más grande que todo el universo, vino a nosotros y estableció una alianza con nosotros para salvarnos. El protoevangelio dado a Adán y Eva, el pacto noájico, el pacto abrahámico, el pacto sinaítico, el pacto davídico y el nuevo pacto de Jeremías son todos peldaños que nos unen a nosotros y a toda la historia con Jesucristo, el Salvador de la humanidad.

El rey David fue citado dos veces entre las 42 generaciones de la genealogía y fue registrado tanto en el primer período como en el segundo, lo que atestigua su importancia. Dios prometió al rey David y a sus descendientes que su lámpara sería para siempre inextinguible. Al creer en Jesús, que vino como Hijo de David, los creyentes de hoy se convierten en las figuras centrales de la alianza que se prometió a David.

  Generaciones de ipad pro 12.9

Es bastante poco convencional que la genealogía de Jesús incluya a cinco mujeres. Algunas de ellas eran mujeres gentiles despreciadas por los judíos, y las cinco tenían historias asombrosas. ¿Por qué Dios registró sus nombres en la gloriosa genealogía de Jesucristo?

Cuantas generaciones desde jesus hasta hoy

Haga clic aquí para leer el resto del capítulo 18 Juan 18:8-11 J esús respondió: “Os he dicho que yo soy. Si me buscáis a mí, dejad ir a estos hombres”. 9 Esto sucedió para que se cumplieran las palabras que había dicho: “No he perdido ni uno de los que me diste”. 10 Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó e hirió al criado del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. (El criado se llamaba Malco.) 11 Jesús ordenó a Pedro: “¡Guarda tu espada! ¿No voy a beber el cáliz que el Padre me ha dado?”. Esta historia se narra en los cuatro evangelios con diversos detalles añadidos a cada relato. Este es el único relato en el que se nombra a Pedro como el que empuñaba la espada. En Lucas, después de que Pedro le corta la oreja al criado, Jesús toca al hombre y lo cura. En este capítulo de Juan también vemos la negación de Pedro a Jesús cuando se le pregunta si le conocía. Como de costumbre, Pedro está en todas partes. Cortando orejas en un caso y escondiendose junto al fuego en el siguiente. Pero creo que

Haga clic aquí para escuchar o leer las lecciones bíblicas de un año 2 Corintios 3:1-5 “¿Estamos empezando a alabarnos a nosotros mismos otra vez? ¿Somos como otros, que necesitan traerte cartas de recomendación, o que te piden que escribas tales cartas en su favor? Por supuesto que no. 2 La única carta de recomendación que necesitamos sois vosotros mismos. Vuestras vidas son una carta escrita en nuestros corazones; todos pueden leerla y reconocer nuestro buen hacer entre vosotros. 3 Evidentemente, ustedes son una carta de Cristo que muestra el resultado de nuestro ministerio entre ustedes. Esta “carta” no está escrita con pluma y tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo. No está tallada en tablas de piedra, sino en corazones humanos. 4 Estamos seguros de todo esto por la gran confianza que tenemos en Dios por medio de Cristo. 5 No es que nos creamos capacitados para hacer algo por nosotros mismos. Nuestra cualificación viene de Dios”. Epístolas de encomio: Tales cartas eran comunes y necesarias en la iglesia primitiva. Un falso profeta o apóstol podía viajar de ciudad en ciudad

  Como van las generaciones